Un tribunal de resolución de problemas en el centro de Nebraska está brindando una nueva oportunidad a sus dos más recientes graduados, de rehacer sus vidas. Ana Ruth Lugo Mejía nos tiene la historia.